miércoles, 31 de agosto de 2016

Claves de la Mirada Social: Respeto máximo hacia el usuario

Hoy es miércoles social, y tras la primera entrega de las claves de la Mirada Social que podéis leer aquí vamos a ir con la segunda. Hoy os hablo  de un principio esencial para nuestro ejercicio profesional como es el respeto máximo hacia el usuario.



En muchas ocasiones, en incluso en nuestra vida diaria, los trabajadores de lo social nos encontramos situaciones de riesgo o exclusión social por todos lados. Me viene la mente un ejemplo que es bastante ilustrativo de lo que vengo a explicar cómo es la gente que vive en la calle. Un gran número de personas pensaría que esas personas tienen que ser ayudadas socialmente a salir de situación, a dejar las adicciones en caso de tenerlas y reinsertarse en la sociedad ¿Quién no ha escuchado eso?

A grandes rasgos una persona puede estar en la calle por dificultades sociales que le han llevado a ello en contra de su voluntad, o por elección propia. A quienes han elegido esa forma de vida ¿Quiénes somos nosotros para juzgarlos? ¿Por qué todas las personas tienen vivir una forma de vida similar a la que solemos llamar situación normalizada? Es evidente que mientras que su presencia no suponga peligro para los ciudadanos (existe algún caso que podríamos calificar de minoritario, pero con mucho bombo por parte de la prensa) ¿Qué daño hace una persona que vive de otra forma distinta y que tachamos muy gratuitamente? Cuando una persona se aparta de la sociedad "deja de existir" y se le presta muy poca atención. Sigo un activista llamado Lagarder Danciu que denuncia las muertes de personas que viven en la calle, y que a muy pocos importa. 

El respeto a la forma de vida ajena es fundamental en el ejercicio de lo social, ya que las personas tienen derecho a vivir como decidan. Otro ejemplo más complicado como pueden ser las adicciones si bien es verdad que existe un claro perjuicio, no podremos ir más allá de la decisión del usuario. Nuestra obligación es la de concienciar y vigilar en aspectos como este para que la persona sea consciente de su propia situación, pero por mucho que insistamos en ello y nos preocupe, será siempre la persona la que decida sobre su futuro. Ni sus familiares, ni amigos ni profesionales. El buenismo que a veces nos sale de manera natural no es una respuesta lógica ni eficaz. Recuerdo en un curso de adicciones alcohólicas como se trataban a padres cuyos hijos eran adictos, y no lograban revertir el consumo por mucho que les regañaran o discutieran con ellos. Tras sesiones de terapia se les enseñaba a esos familiares como no fomentar el alcoholismo y dejar ser responsables a sus hijos de su situación no dándoles dinero o fomentando indirectamente  el consumo por un mal concepto de amor. Cuando los padres decidían por si mismos cambiar sus propias actitudes y vivir sus vidas, despertaban en la persona con adicción una reflexión sobre su propia situación que en muchas veces acababa en la decisión de dejar de beber. Recuerda al dicho de "Si quieres cambiar el mundo, empieza por tu propia casa".

Por supuesto que hay excepciones como casos de menores, personas con discapacidad o ancianos que no están en capacidad de ser autónomos, pero mucho cuidado con esto ya que es utilizado en ocasiones para quitarse de en medio un problema o hacerlo por intereses cuando en realidad la persona posee capacidades, aunque puedan estar deterioradas, para vivir a su manera. En conclusión tenemos un trabajo complicado en el que nos encontramos situaciones muy deterioradas. Nuestro papel debe ser claramente el de concienciar a la persona sobre lo que vive, y fomentar su autoreflexión para que tome decisiones. En algunas ocasiones no serán las que nosotros creamos más favorecedoras, pero debemos no salirnos de nuestro papel. Cada uno tiene un concepto de vida en el que si no hace daño a nadie (o solo se lo hace a sí mismo) tiene derecho de poder vivirlo. Será duro para nosotros y el usuario pero el respeto máximo hacía esa persona debe primar cuando nos encontremos estas situaciones. Y tú ¿Te has encontrado en alguna situación en la que una persona no quiera ser ayudada? ¿Que toma una decisión que crees desacertada?

Puedes leer mas post como este en mi nueva página www.jabegasocial.com en la que ofrezco ayuda como emprendedor social a entidades y personas. Descubre lo que el trabajo social puede hacer por ti

2 comentarios:

  1. felicitaciones por el articulo soy estudiante de trabajo social gracias por compartir saludos cordiales desde lima Peru

    ResponderEliminar